26
Jun 17

Si quieres conocer de cerca el fascinante proceso de cultivo y producción del café colombiano, puedes hacerlo a tan solo 90 minutos de Bogotá. En la Hacienda Coloma encontrarás mucho más que un hermoso paisaje: experimentarás el proceso completo de producción del café, desde su semilla hasta la esencia de cada sorbo.

Al visitar la Hacienda Coloma recorrerás un lugar histórico y agradable en el cual aprenderás cómo se obtiene una taza de café, a partir de un grano.

El recorrido empieza en el semillero de café, donde se siembra y se cultiva la chapola. En seguida, se atraviesa un florido cafetal de café arábiga de cultivo en sombra, donde se pueden observar muchas de las variedades disponibles en Colombia. De ahí se traslada al Beneficiadero, uno de los lugares más importantes y tradicionales en el proceso del café Colombiano, donde se lava, se despulpa, se seca y se escoge a mano cada grano de café. El trayecto continúa en la Trilladora y de ahí se traslada a un último paso crítico en su calidad: el Tostado del café, proceso lento y artesanal que le otorga al café su color característico e imprime la calidad final del aroma y sabor del café, que ya hecho bebida podrás degustar al final del recorrido.